Las páginas de torrents, las webs de series online y, en resumen, todos los sitios que alberguen contenido pirata tienen los días contados en Google. El gigante de Mountain View ha anunciado que ni sus resultados de búsqueda ni los de Bing (el buscador de Microsoft) destacarán a partir de este año páginas que contengan contenido protegido por derechos de autor. La medida empezará por entrar en marcha en Reino Unido.

Google bloqueará los resultados de torrentos en su buscador

Tal y como se venía rumoreando desde hace algunos días, Google bloqueará los resultados de -entre otros- las páginas de torrents a todos los usuarios que realicen desde Reino Unido alguna búsqueda relacionada con contenidos protegidos por derechos de autor. El bloqueo se hará efectivo para las primeras páginas de los resultados de Google, y supondrá también restricciones para las sugerencias de palabras clave que automáticamente realiza el buscador.

En un acuerdo inédito firmado por las que indudablemente son a día de hoy las dos compañías tecnológicas más grandes del mundo (Google y Microsoft), el Gobierno de Reino Unido ha conseguido sacar adelante una medida que las grandes productoras de contenidos de entretenimiento llevan años demandando. Para estas empresas, que Google haya eliminado más de 900 millones de enlaces con contenido pirata durante el pasado año 2016 no ha sido suficiente.

 

Ni siquiera la opción de eliminar enlaces reclamados por derechos de autor ha conseguido saciar el apetito de la lucha contra la piratería de las productoras, y lo que finalmente han logrado -de momento solamente en Reino Unido- es que Google elimine de un plumazo las páginas que alguna vez en el pasado han sido etiquetadas como “piratas”. A partir de ahora, las webs que hayan reincidido compartiendo contenido ilegal desaparecerán de la primera página de resultados sin necesidad de que antes haya habido ninguna revisión manual de por medio.

La idea de esta medida no es otra que la de incentivar los resultados de páginas legales en las búsquedas de películas, series y música dentro de Google y Bing. Lo que quieren conseguir las autoridades en Reino Unido es que servicios como Netflix, Amazon Prime Video o incluso Spotify aparezcan por encima de páginas de la talla de Kickass Torrents.

Para asegurarse de que Google y Microsoft cumplen con la ley en Reino Unido (una ley a la que, por cierto, ambas compañías se han sometido de forma voluntaria), ahí estará la Oficina de Propiedad Intelectual (IPO, por sus siglas en inglés) para revisar en detalle los enlaces que aparezcan en el buscador durante los próximos meses. La medida entrará en marcha a partir de este mismo mes de febrero, y el objetivo es reducir la visibilidad de los enlaces protegidos por derechos de autor para el mes de junio.

¿Cómo funciona el algoritmo?

¡¡ SUSCRIBETE !! para recibir nuevos artículos en tu correo electrónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *